cerrar



Aurelio

Sin imagen...

Rey de Oviedo (768-774). Tras el asesinato de Fruela I, y siendo la corona en aquel tiempo electiva, ésta no pasó al hijo de Fruela, don Alfonso, por su corta edad y por el odio contra su padre, a veces tornado en temor por la venganza de Alfonso. Aurelio, hermano del futuro rey Vermudo e hijos ambos de un hermano de Alfonso I, llamado también Fruela (y distinguido como Fruela, el cántabro) , fue el elegido por el consejo de nobles. 

Pasó a la Historia como un monarca poco aficionado a las armas, no dejando nada positivo para el recuerdo. Según la versión Rotense y Ovetense de las crónicas, «Prelia nulla exercuit, quia cum arabes pacem habuit», lo cuál puede significar tanto que era un gran diplomático como un gran pusilánime. Pactó con Abderramán I y le rindió vasallaje. Algunas versiones de la Leyenda de las cien doncellas, señalan que fue en este pacto donde se estableció el famoso tributo, por el cuál había que entregarle 50 doncellas plebeyas y 50 doncellas nobles a los musulmanes de forma anual. Sometió a las clases serviles rebeladas contra sus señores, haciéndoles esclavos por haberse sublevado, pero les dio mejor condición con maestría suma, según la Crónica Sebastianense. 

Falleció en el año 774 de enfermedad, y fue sepultado en el valle de Langreo, en la iglesia de San Martín. Sin mujer o hijos, tenía su residencia en Baraosa, cerca de la antigua residencia de San Martín, hoy San Martín del Rey Aurelio. En 1882 se derribó en Sama de Langreo una antigua capilla dedicada a San Juan Bautista, donde apareció una inscripción en la que se hacía constar que en aquella iglesia había sido coronado Aurelio.



TOTAL: 0 monedas expuestas